Con investigación y monitoreo diario, se define la condición de mono aullador en barrio Álamos 

La CARDER, ha reconocido la presencia de un individuo de la especie mono aullador (Alouatta seniculus), que se traslada entre los bosques del corredor biológico en el barrio Álamos en Pereira.

monitoreo

El ejemplar se ha registrado en zonas aledañas al jardín botánico de la Universidad Tecnológica de Pereira, así como en zonas residenciales y áreas abiertas de instituciones educativas de la zona; dado lo anterior, la Corporación se encuentra adelantando seguimientos y estudios comportamentales, en conjunto con la ONG NPC (Neotropical Primate Conservation), Jardín Botánico UTP y Bioparque Ukumarí, como resultado de ello se ha podido determinar que se trata de un individuo macho en estado juvenil, con una condición corporal adecuada.

Entre otros de los hallazgos revelados por el estudio en campo, se evidenció que aparentemente se encuentra en búsqueda de un grupo, razón por la cual se encuentra explorando los bosques del sitio y aullando frecuentemente.

Entre los peligros que representa la presencia del mono aullador en las áreas urbanas, se resalta el riesgo de electrocución, atropellamiento cuando el animal se desplace hacia el suelo para trasladarse de un bosque a otro, o lesiones por ataques de animales domésticos como los caninos.

Esta especie es un mono insigne de la ciudad de Pereira, su organización social es muy específica entendiéndose que se unen en tropas familiares, las cuales se reproducen y se instalan en espacios puntuales de bosque adaptándolo como su propio territorio; sin embargo los machos cuando llegan a la adultez migran de su grupo en la búsqueda de su propia tropa, a través de conexiones arbóreas, razón por la cual pudo haber llegado a la zona de Álamos.

Las recomendaciones en caso de ver al mono aullador son:

No alimentarlos. Esta especie se alimenta de hojas y frutos, por lo que cualquier otro alimento podría ocasionar daños digestivos
Evitar el contacto físico con el mono, toda vez que es un animal silvestre que si se ve atacado, puede responder con violencia en su defensa
Evitar fotografías con flash e incluso tipo selfie
Llevar las mascotas a dar el paseo con collar y evitar soltarlos en la zona para evitar un ataque entre los ejemplares
No permitir que se acerquen personas y principalmente niños
No arrojar elementos que puedan ocasionarle lesiones o daños físicos


Por lo pronto la CARDER, junto a las entidades encargadas del proceso de monitoreo e investigación como NPC Colombia, Bioparque Ukumarí, el Jardín Botánico de la UTP, recomiendan admirarlo y disfrutar su presencia entre tanto se define la situación del individuo en los bosques que alguna vez fueron su territorio natural.