Por: Ricardo Tribín Acosta 

Desafiando al destino

Cuantas veces los seres humanos, bien sea por ignorancia, terquedad, orgullo, o simple negación mental, desafiamos nuestro destino y nos metemos en camisas de once varas. Esto lo menciono a raíz de una historia que leí acerca del hermano de un funcionario gubernamental, quien fue sorprendido con cerca de seis gramos de cocaína, creando problemas, no solo para el sino también para su hermano, cuya oficina precisamente maneja el control y persecución de los casos relacionados con las temibles substancias adictivas, así como de las partes con ellas envueltas.
Leer más..>>


Haga click en la imagen